Tres mujeres sufrieron abusos sexuales por falsos conductores de Uber. Han demandado a la empresa

uber-LABOCAROJA

Nueve mujeres fueron agredidas sexualmente por “falsos conductores de Uber” entre septiembre de 2016 y febrero de 2018 en Los Ángeles (California), según recoge una demanda presentada el pasado viernes por tres de las afectadas.

Las demandantes, todas identificadas con el nombre ficticio de Jane Doe, acusan a la compañía de transporte de negligencia por no advertir a los usuarios de la existencia de estos impostores, cuyo objetivo de ataque son las mujeres, a pesar de que supuestamente fueron advertidos por la policía, según informa CNN Business.

Esta demanda llega una semana después de que una estudiante de la Universidad de Carolina del Sur, Samantha Josephson, fuera secuestrada y asesinada tras subir a un vehículo que confundió con el Uber que había solicitado.

La policía advirtió a Uber  en al menos cinco ocasiones de los asaltos por parte hombre que se hacen pasar por conductores de la compañía en varios clubes nocturnos populares en West Hollywood y en el centro de Los Ángeles.

Las advertencias llegaron desde el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD, por sus siglas en inglés) y del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles antes de que se produjera la primera violación de las demandantes el 18 de junio de 2017, según recoge la demanda.

Uber dijo a CNN Business que aún no tenía la copia de la demanda y, por lo tanto, no podía comentar el caso, pero un portavoz de la empresa dijo en un comunicado: “Hemos trabajado con la policía local, incluido el LAPD, para educar a los usuarios sobre cómo evitar a los conductores falsos durante varios años”.

“En 2017, lanzamos una campaña nacional para recordar a los pasajeros que se aseguren de que se suban al auto correcto verificando la información, como la placa de matrícula y la marca y modelo del automóvil que se muestran en la aplicación”, añade.

Pero las afectadas apuntan que Uber ha “elegido ocultar y minimizar” sus problemas de seguridad, que a menudo afectan a “mujeres jóvenes ebrias”. Añaden que la empresa facilita que los depredadores sexuales obtengan las etiquetas Uber “para imprimir en casa”.

La compañía ofrece una versión imprimible del logotipo para aquellos conductores que deseen imprimir uno y colocarlo en su ventana. No es necesario iniciar sesión para descargar el archivo. Las demandantes añaden que Uber ha estado al tanto de tales conductores falsos desde noviembre de 2014.

LOS CASOS DE LAS DEMANDANTES

Jane Doe 1 dejó el club Revolver en West Hollywood el 18 de junio de 2017 y, sin saberlo, se subió a un auto cuyo conductor resultó ser un violador en serie que la agredió sexualmente, según la demanda.

Jane Doe 2 dice que dejó el club Down and Out en el centro de Los Ángeles el 30 de diciembre de 2017 y se subió a un automóvil conducido por un impostor de Uber. Durante el viaje, el conductor real la llamó y se enfadó porque se había subido al vehículo equivocado y luego le colgó. Entonces, se dio cuenta de que estaba en el vehículo equivocado, pero no pudo evitar el secuestro y “la brutal violación que siguió”, afirma la demanda.

Jane Doe 3 estaba en West Hollywood el 16 de febrero de 2018 y llamó a un conductor de Uber porque había bebiendo alcohol. Más tarde fue agredida sexualmente por el mismo conductor falso de Jane Doe 1.

Fuente

www.labocaroja.com

Premium03