Quién es Charles Scicluna, el “mayor experto en crímenes sexuales” del Vaticano que el Papa enviará a Chile para “escuchar” las denuncias contra el obispo Juan Barros

 

 

 _99818028_8926096c-1d23-468f-9223-57c6764549ba

Charles Sciclun es conocido como “el promotor de Justicia vaticana”.

La reciente gira del papa Francisco a Chile y Perú movilizó y emocionó a cientos de miles de feligreses que lo siguieron en ambos países. Pero una de las notas más destacadas de su viaje fue una polémica.

El sumo pontífice fue criticado por las víctimas de abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia católica en Chile por su defensa de Juan Barros, obispo de la sureña ciudad de Osorno, quien fue acusado de haber encubierto los crímenes del sacerdote Fernando Karadima.

Karadima fue hallado culpable por las justicias chilena y eclesiástica por los abusos que cometió en los años 80 y 90.

Francisco debió pedir disculpas al finalizar su gira por haber atacado a quienes acusan de encubrimiento a Barros, a quien él había hecho obispo en 2015.

“Pedir perdón no es suficiente. Lo que queremos es que el Papa actúe”: la voz de los que critican a Francisco por su manejo de los casos de abuso sexual de la Iglesia en Chile
Juan Barros, el controvertido obispo cuya presencia encendió la ira de las víctimas de abuso sexual durante la visita del Papa Francisco a Chile
Previamente Francisco había descrito a esas acusaciones contra Barros como “una calumnia”. “No hay una sola prueba en su contra”, dijo a medios locales.

Poco después, y ante la polémica creada, el Papa pidió disculpas por haber “herido a muchos abusados” con sus palabras.

Ahora el líder del Vaticano dio un nuevo paso para esclarecer la polémica en torno a Barros, anunciando que va a enviar a Chile a Charles Scicluna, el arzobispo de Malta, considerado el “mayor experto en crímenes sexuales en el interior de la Iglesia Católica”, para “escuchar” a quienes denuncian al obispo cuestionado.

El papa Francisco pide disculpas por sus declaraciones a favor del obispo Juan Barros que “hirieron” a las víctimas de abusos en Chile
“Son todas calumnias”: la polémica defensa del papa Francisco al obispo Juan Barros, acusado de encubrir abuso sexual de menores en Chile

“Fe y alegría”

El Vaticano dijo en un comunicado que había surgido “información nueva” sobre el caso.

Mientras, la Conferencia Episcopal de Chile señaló que aún no está claro cuándo viajará al país Scicluna.

El vocero de la Conferencia, Jaime Coiro, dijo además que será el arzobispo quien determinará “si existen elementos suficientes para iniciar una investigación (en contra de Barros)” una vez que haya “recopilado la información” de los denunciantes.

Consultado sobre la reacción de Barros, Coiro dijo que “el obispo se encuentra hoy en actividad fuera de Osorno y expresó que todo lo que disponga el Papa lo acoge con fe y alegría”.

El Vaticano endurece las normas para casos de abuso

Promotor de Justicia

En 2015, el Papa designó a Scicluna como líder del equipo doctrinal que se encarga de las denuncias presentadas contra religiosos acusados de abuso dentro de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Fue poco después de nombrarlo Arzobispo Metropolitano de Malta, el país donde creció tras llegar de pequeño con sus padres provenientes de Canadá.

En 2012 el papa Benedicto XVI lo había designado obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Malta y ya entonces el Vaticano resaltaba que Scicluna era “muy respetado entre sus colegas de todo el mundo” por “su experiencia en temas de protección infantil”.

El verdugo de Maciel y Karadima

Scicluna fue el encargado de investigar en 2005 al reverendo mexicano Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, quien fue hallado culpable de abusos sexuales.

Muchos medios aún lo llaman “el verdugo de Maciel”.

Scicluna no es ajeno a la controversia en torno a Barros en Chile, ya que jugó un papel clave en la condena de su mentor, el sacerdote Karadima, quien era párroco de uno de los barrios más exclusivos de la capital chilena y tenía poderosos contactos en Santiago.

Fue en 2009, cuando Scicluna recibió en Roma al arzobispo de Santiago, Francisco Javier Errázuriz, quien le transmitió lo denunciado por los tres hombres que habían acusado a Karadima de abusos.

El caso de Barros podría sumarse a las más de 3.000 investigaciones canónicas contra sacerdotes que condujo Scicluna desde que llegó a Roma, n 2001.

Sin embargo, aún resta ver cuándo llegará a Chile y si tras “escuchar” a las víctimas considera que amerita una investigación.

 

Fuente

 

www.labocaroja.com

Premium03