Este preservativo es diferente a todos los que conocías: necesitarás otras manos

que_es_la_fractura_del_pene2-LABOCAROJA

La reconocida marca de preservativos Tulipán lanzó una particular campaña que centra su eje en el respeto en las relaciones sexuales. Junto a la agencia de publicidad BBDO idearon una edición limitada del producto, llamada: «Pack Consentimiento».

¿De qué se trata? Los preservativos vienen dentro de un packaging que solo puede abrirse con la cooperación de dos personas, ya que se necesitan cuatro manos para poder desobstruirlo.

Si bien el producto no será masivo y se distribuirá de manera gratuita en el marco de una campaña, resulta interesante pensar cómo la propuesta pudo resultar novedosa y al mismo tiempo plantear una idea tan básica: para tener relaciones sexuales se necesita el consentimiento de ambas partes.

De esta forma, la marca se inscribió en el movimiento mundial «No es no», que busca volver a poner en foco la idea de que no hay placer si el consentimiento no es mutuo.

La campaña fue muy bien recibida en las redes sociales y muchos usuarios compartieron la idea bajo el hashtag #PlacerConsentido. Además, comentaron sus pareceres al respecto.

Ahora bien, ¿qué es el consentimiento?

Según Planned Parenthood, el consentimiento, propiamente, significa estar activamente de acuerdo en realizar actividades sexuales con otra persona y tiene que ver con el deseo: el consentimiento indica a un otro que deseamos tener relaciones sexuales.

Cuando las relaciones sexuales se dan sin el consentimiento explícito o implícito de una de las personas, estamos hablando de una violación o agresión sexual.

El consentimiento sexual es un acuerdo y consensuar significa establecer tus propios límites y respetar los de la otra persona. Si las cosas no están claras, tenés que volver a preguntar.

Las características

El consentimiento se da libremente y es una decisión que tomás sin la influencia de ninguna manipulación ni de ninguna sustancia. Cuando se trata de sexo, el consentimiento es respeto a las cosas que deseas hacer y no las que esperan que hagas.

Decir que sí a algo no significa que aceptes otras cosas que no estan en discusión y solo podés tomar una decisión respecto a tu propio consentimiento si contás con toda la información.

SIEMPRE podés cambiar de opinión. No importa si antes dijiste que querías y llegado el momento no querés. Si no querés, es no.

Fuente

www.labocaroja.com