El rapidín ¿Que hacer y que no?

 

sexorapido
¿Estás caliente, sexy y listo/a para el sexo pero pronto tienes una junta? ¿Has considerado un rapidín – o sexo rápido? Aquí está la guía calientita de Hablemos de sexo para los rapidines…

¿Qué hacer? 

Ser espontáneos.

Un rapidín es espontáneo. ¿Tienes muchas ganas de tener sexo con tu pareja, pero andas corto/a de tiempo? ¿O quieren intentar una sesión más corta? Decidan pronto si lo quieren intentar. Mientras más tarden en decidir, ¡menos tiempo tendrán para la diversión!
 
Asegurarse de que ambos quieren.

Aunque tú sientas que es el momento ideal para el sexo, tal vez tu pareja no piense igual. Investiga si tu pareja también quiere. Intenta algunas caricias sensuales, besos y murmullos para ver su respuesta. Si no parece positiva, tal vez no tenga ganas. No te desanimes. ¡Siempre habrá una próxima vez!
 
Disfrutar de unos preliminares cortos.

Si tu pareja está dispuesta, dense un tiempecito para los preliminares. Pues éstos – cortos o largos, ¡crean el ambiente para el sexo! Podría no ser muy placentero si tú y tu pareja no están listos para el sexo.

Ser creativos.

Sorprende a tu pareja con nuevas posiciones o formas de hacer el amor. Pueden tener rapidines en diversos lugares. ¡Intenta el sexo oral! O envíales mensajes sexys antes de verlo/a. Cuando se duche entra tú también cuando no se lo espere, o qué tal en la cocina antes de cenar. Incluso con la ropa puesta se puede elevar la temperatura. ¡Los rapidines inesperados pueden ser muy excitantes y darle sabor a tu vida sexual!
¿Qué no hacer?

Planearlo mucho.

¡No pasen toda la tarde planeando un rapidín! Sigan su instinto y sean espontáneos. Solo déjenlo fluir…
 
Herir o causar dolor.

La mujer necesita más tiempo que el hombre para excitarse y lubricar. La penetración vaginal sin buena lubricación puede ser dolorosa para la mujer. Antes de entrar asegúrate de que está lista. Pueden usar lubricantes para que el proceso sea más fácil y/o más rápido.
 
Olvidar la seguridad.

Sería fácil que al calor del momento, se olviden de enfundar el condón. O que no les parezca sexy interrumpir el momento para pensar en sexo seguro y contracepción. Siempre recuerden, mejor prevenir que lamentar. Los condones y otros contraceptivos previenen ETS y embarazos no deseados.
 
Olvidarse del higiene.

Dependiendo de donde estén, tal vez haya algo que limpiar después de un rapidín – en caso de tener una junta o invitados en casa.

Fuente

 

www.labocaroja.com

Premium03